La tribu maldita - Víctor Fernández Correas


Autor: Víctor Fernández Correas
Fecha de edición: 2.012
Editorial: temas' de hoy
ISBN: 978-84-9998-094-2
Encuadernación: Tapas blandas con solapas
Tamaño: 23,5 x 15,5 Cm
Páginas: 456
Precio: 19,90 €
Género: Novela histórica / Prehistoria







Anar teme por su clan. Todo lo que los rodea se ha vuelto hostil: los animales han desaparecido, los frutos escasean y varios compañeros han sido devorados por las fieras. Además, el implacable y violento invierno se cierne sobre ellos. Todos los miembros de la tribu desean emigrar. Todos menos unos pocos. Entre ellos, Kamu, el líder de los cazadores. Ellos prefieren esperar a la siguiente primavera. Pero Anar, el chamán de la tribu, insiste en buscar una tierra maravillosa y pacífica, un valle donde el agua fluye, donde abundan los frutos y donde megaceros y manadas de caballos pastan. Un valle en el que el grupo podría establecerse de forma permanente y al resguardo de las amenazas de la naturaleza y de otros homínidos.
Con sus compañeros, y pese a la infinidad de riesgos que habrán de afrontar durante el trayecto —entre ellos el encuentro con tribus rivales—, Anar emprenderá un azaroso y peligroso viaje en busca del mágico lugar. La llegada de otra tribu permite al líder de los cazadores, Kamu, cumplir su deseo de fortalecer el clan con nuevos y poderosos miembros. Sin embargo, el nuevo grupo trae consigo a una extraña y atractiva hembra pelirroja que amenaza la supervivencia de todos aquellos que decidan acogerla.

Ocurrió hace 400 000 años y La tribu maldita lo narra en esta excelente primera novela sobre el mundo de Atapuerca. Anar, Kamu y Numu, junto al resto de la tribu y a la extraña pelirroja Kanai, vagaron por la península en busca de una tierra soñada. Fue una travesía repleta de amenazas que finalizó en la fatal Sima de los Huesos.






Una fría noche de invierno bajo la tenebrosa mirada de una ilustración en donde yacen plasmados dos de mis queridísimos antepasados, con cuerpos robustos y brazos bien desarrollados, sostienen lanzas tan afiladas como los insaciables dientes del jaguar. Sobre una tierra desconocida, donde en dos fatídicos pasos, pueden adentrarse en una cavidad, de la que muchos no quieren mencionar ni siquiera de día. Teletransportándome 400.000 años atrás, en un profundo sueño en el cual, me hubiera gustado visitar, quedando una huella en el presente del Yacimiento de Atapuerca. ¿Alguna vez os habéis inmerso en un viaje tan atrás en el tiempo?
Cogiendo como base mis estudios, y como principal guía, la Filosofía, me siento en un mundo desconocido, libre de toda ciencia, donde el Rey supremo es la madre naturaleza

Intercalando un profundo sueño con la mirada atónita a aquel ejemplar, una homínida algo diferente a mi imagen y semejanza cobra vida, y me explica lo que no entiendo, un vocabulario que sin él, no podría involucrarme en su mundo, ya que nuestros antepasados se comunican con sonidos y gruñidos, alternando con algunas palabras. ¡Algo sumamente maravilloso! Más fácil que el nuestro, y el cual no me lleva entender durante no más de un minuto, plasmado al final de esta obra.

La ilusión empieza en envolverme cada vez más, encontrándome con unas descripciones sensacionales, sobre la naturaleza, la forma de vivir de mis padres adoptivos, sus quehaceres, la alimentación, como tengo que vestirme para ser como ellos, o como dije en un principio relacionarme con el resto de los integrantes de esta historia. No siento un diálogo digno por parte de ellos, pero no me resulta sumamente necesario para involucrarme en su mundo y entenderlos a la perfección.

En esta travesura hazaña por recorrer un mundo desconocido al mío, conozco a Anar, el líder de la tribu que sufre una gran dolencia que lo hace incapaz de valerse por sí mismo. Aunque su capacidad de razonamiento y anticipación a los pronósticos me deja atónito. Kamu, queridísimo compañero de aventura, con el que más discrepo, nuestro mejor cazador y que se ve inmerso en una gran lealtad a la tribu. Ur, un personaje malvado, con una gran característica, el don del dominio terrateniente. Y Kanai, mi mujer en ese tiempo, muy bella y de la cual me enamoraré, luchando contra otros homínidos por arrebatarle lo que más aprecio de mi sueño. Me siento cercano a una casa muy diferente a la mía, en la que el fuego y la candelita, no la encuentro por ningún lado. Pero lo cual no hecho de menos, ya que el amor entre mi tribu y los diferentes miembros del clan, es muy especial, solo ver como unos cuidan de los otros, ante eminentes peligros que tendremos que superar, como aman a sus hijos, y como cuidan de los más débiles en tiempos difíciles, dándonos una lección a nuestro orgullo, el simple hecho de cómo llegan a repartir la comida cuando esta escasea, o como no entienden extraños acontecimientos en el tiempo, o en la vida misma, es algo que estamos obligados a saber en el mañana. Yo ya he conseguido salir de este sueño, pero a qué esperáis vosotr@s, no os contaré nada más, ya que cada página es un descubrimiento, veremos como nosotros hoy día tenemos demasiada información comparada con la que nuestros antepasados conseguían a través del paso de los años. Aprenderemos como desde el principio, las ansias del hombre de conquistar, dominar y someter a otros hombres, forman parte de nuestro instinto. El hambre, el frío y la muerte no daban paso a los sentimientos, aunque si se especificaban en algunos momentos de su vida.
Reitero de nuevo que es uno de mis mejores sueños el que acabo de vivir, y espero haber despertado vuestra curiosidad.



Damos las gracias a la editorial "temas de hoy" por el ejemplar.




Comentarios

  1. No me llama mucho este tipo de novelas, pero nunca se sabe..
    Gracias por la reseña!

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que no me llama.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego tiene muy buena pinta, me lo apunto y quizás mas adelante me haga con él ^^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nuestro blog se alimenta de tus comentarios, gracias por leernos y dejar tu huellita =)